Leonel Carvajal Cortés

Sermones, Bosquejos, Predicaciones, Predicas, Enseñanzas y muchas cosas más

martes, 4 de agosto de 2009

LA NECESIDAD DE UN AGUIJON EN NUESTRA CARNE

Estudiando un poco 2ª a los Corintios 12:7 - 9, encontramos al Apóstol Pablo hablando de un aguijón en su carne, un mensajero de Satanás que le abofeteaba permanentemente, haciendo un poco de exégesis y estudiando la situación de Pablo, se puede concluir en dos sentidos: Primero, muchos comentaristas Bíblicos afirman que dicho aguijón era una enfermedad en sus ojos o posiblemente la enfemedad de Gota, segundo: Otros comentaristas afirman que el aguijón en la carne de Pablo eran las persecusiones, angustias, problemas que le trajo la predicación del Evangelio de Cristo, la verdad, me inclino más por el segundo aspecto, puesto que él mismo declara que era un mensajero de Satanás, quien más para interponerse en la expansión del Evangelio de Cristo y más con un hombre como el apóstol al cual le fue revelado el evangelio para el pueblo gentil, es decir, para nosotros. Para Pablo esta situación era indignante, puesto que le estorbaba para su trabajo dinánico y avasallante, sin embargo dice en su porción bíblica que había orado a Dios tres veces pidiendo que le fuera quitado a lo cual Dios le responde: "Bástate mi gracia", es decir, bástate todo lo que has visto, todo lo que has experimentado y sobre todo bástate las riquezas de esa Gracia Divina.
Pero, ¿Por qué es importante para nosotros como creyentes en Cristo tener un aguijón en nuestras carnes? (Hablo en un sentido espiritual), pues bien, estudiando un poco las Escrituras he encontrado 4 cosas que reafirman dicha importancia, las cuales son:
1. Nos ayuda a mantener nuestra humildad
Pablo en su escrito nos hace referencia al hecho de que él pudiera gloriarse por todo lo que Dios había hecho con él, sin embargo dicho aguijón lo mantenía "en el suelo", lo mantenía con "los píes puestos sobre la tierra", muchas veces creemos que lo tenemos todo, que somos más que los demás, nos creemos los iluminados por Dios para las "nuevas revelaciones", a lo cual nos dejamos invador por el orgullo espiritual, debemos reconocer que para servir a Dios hay que ser humildes de corazón y con nuestros hechos, todo lo que Dios nos permita vivir debe ser para nuestro provecho y sobre todo para provecho del Evangelio de Cristo, recordemos la sentencia que el mismo Cristo nos dejó: "El que se humilla será exaltado y el que se exalta será humillado".
2. Nos recuerda nuestras limitaciones
Cuan limitados somos los seres humanos cuando nos ponemos en comparación con Dios, es absurdo hacerlo, sin embargo en muchas ocasiones creemos que no necesitamos de nadie, que solos podemos hacer muchas cosas, que somos autosuficientes, que el vivir en soledad es la mejor opción, cuan lejos podemos estar de las realidades creacionistas; el aguijón en nuestra carne nos mantiene humillados, reconociendo que no es por nuestras fuerzas, sino que son las del Señor, que si algo hacemos es porque Dios en su infinita misericordia nos permite hacerlo, nunca olvidemos que toda la gloria y la honra son del Señor y que nosotros solo somos herramientas en sus manos.
3. Nos mantiene muy cerca de Dios
Pablo hace alusión precisamente a su necesidad de Dios, porque en esto se podía acercar más a él y depender más de aquel que es el dueño de todo, el aguijón en nuestra carne nos ayuda a recordar nuestra necesidad imperemne de Dios, en el transitar del Evangelio viene muchas pruebas, tentaciones, persecusiones, angustias, etc., sin embargo solo nos sostiene el amor de Dios por nosotros, nuestras debilidades y todo lo anteriormente mencionado nos permite reconocer quien es Dios, podemos conocerlo tal y como él es y es aquí donde solo dependemos de su Gracia inefable.
4. Nos permite ser perfeccionados.
Este aspecto me parece de mayor relevancia, el camino del Señor es un camino de procesos que deben ir en ascenso, siempre progresivamente, nunca hacia atrás, y es en medio de las debilidades donde se perfecciona el poder de Dios, nuestras debilidades desarrollan nuestro carácter cristiano, profundizan nuestra adoración y nos fortalecen en medio de la prueba, estos aspectos hace que seamos buenos cristianos, cristianos comprometidos, aquellos que realmente enarbolamos orgullosamente la bandera del mensaje de Cristo.
Para concluir es importante entender que Dios nos perfecciona en medio de la debilidad, no está hablando que debemos ser "débiles" en el sentido de nuestra posición en Cristo, eso dejémoselo a los recién convertidos, la debilidad no es la mediocridad espiritual en la que muchos viven, la debilidad no es el raquitismo que desnuda al cristiano impío en medio del problema, Pablo está hablando de la debilidad como un medio de perfección, como un medio de acercamiento a Dios, como un medio de bendición para el Evangelio y como una comprensión plena de donde tenemos que poner la mirada.
No olvides visitar nuestro sitio web: http://www.leonelcarvajalcortes.blogspot.com/
Que la paz de Cristo more en abundancia en nuestros corazones y que Dios les continue bendiciendo.

¿En qué área crees que necesitas ser tratado con un aguijón en la carne?

NOTICIAS

Loading...